Ser Líder

Revista de ideas, innovación y liderazgo – (Cali, Valle)

Santa Librada, Cali (Foto Alcaldía de Cali)

Esteban Piedrahita reflexiona sobre Cali en el año 2036

5 comentarios

Esteban Piedrahita

Esteban Piedrahita – Ex director de Planeación
Asesor de Planeación estratégica de la alcaldía de Cali

“25 años son mucho”: Ex asesor de planeación Nacional rexiona sobre Cali en el año 2036

Por Esteban Piedrahita*

Especial para Ser Líder

Cuando regresé a Cali en 2012, tras más de 20 años de ausencia, lo hice en parte porque intuía que las siguientes décadas serían de grandes posibilidades para la ciudad. La economía colombiana marchaba bien, situación inédita en una coyuntura en que EEUU y Europa estaban deprimidos (aún no nos habíamos dado cuenta de cuánto había cambiado el mundo…). Además, por primera vez desde la Colonia, el país se abría verdaderamente al exterior. Las exportaciones y la inversión foránea comenzaban a ser representativas, lo mismo los visitantes extranjeros.

Los columnistas señalaron  un incipiente quiebre con el centenario patrón de crecimiento hacia adentro que había caracterizado a Colombia (aquel “Tíbet suramericano” de López Michelsen) el cual redundaría en una recomposición del aparato productivo nacional hacia las costas.

El resurgimiento de la China y el Asia y su voraz apetito por productos básicos parecían significar que la geografía volvía a ser importante. Esta había sido trascendental en el surgimiento de Cali y yo intuía que lo volvería a ser en su futuro. Los últimos 25 años de Cali habían sido de estancamiento, sino absoluto, sí relativo…

Santa Librada, Cali (Foto  Alcaldía de Cali)

Santa Librada, Cali (Foto Alcaldía de Cali)

Los próximos 25 serían diferentes…

Miremos: la ciudad en 2036 es otra; señalo cambios notorios. Uno fundamental es la tasa de homicidios, 80% menos. Aparte de las inversiones en seguridad, tecnología, oportunidades y tejido social, y un aumento importante en el nivel de vida, la transición demográfica fue una bendición.

Los homicidios desproporcionadamente los cometen los hombres jóvenes, en 2011 la edad promedio de los caleños era 27 años; hoy (2036) es de 36 años. El impacto de este cambio en vidas salvadas, mejor capital humano y social, menores costos de salud y fomento a la inversión y el empleo se cuenta en decenas de billones de pesos.

Aparte de la demografía, la economía en el siglo del Pacífico también ha sido generosa con Cali. La ciudad—gobierno, empresas, ciudadanos—comenzó a concebirse, económica y hasta culturalmente, menos como una ciudad andina y más como una ciudad costera, recuperando su vocación de apertura al exterior. Tras varias décadas de ajuste a un modelo económico que perdió vigencia después de la apertura de los 1990s, el empresariado y los caleños entendieron que su principal factor de diferenciación con ciudades como Bogotá y Medellín era su proximidad al mar y que, en ese contexto, la ciudad y región debían ser los grandes promotores del libre comercio en Colombia y la punta de lanza de la ofensiva diplomática y económica del país en el Asia y la cuenca del pacífico. Entre Cali y Buenaventura acumulan 30 consulados de países de APEC.

En 2036 la alianza con Buenaventura y las conexiones directas de Venezuela al Pacífico por autopista, ferrocarril, fibra óptica, oleoductos y gasoductos, así como un modelo moderno de ciudad-región, construido con los municipios vecinos, han consolidado un sistema de ciudades especializadas por su vocación económica. Cali en servicios, Buenaventura en logística, Yumbo en industria, Palmira y otras—del plan y la ladera—en horto-fruticultura de punta y bio-combustibles, bio-químicos y bio-productos de tercera generación.

La ciudad ha generado prosperidad como nunca antes en su historia. Mientras entre 1986 y 2011 el producto per cápita de Cali creció solo un 60% en dólares reales—de US$4.580 a US$7.240 (gracias a la “década perdida” de 1997 a 2005), en 2036, el ingreso por habitante de Cali (en dólares de 2011) es de US$16.700. Lo que era el de Estonia cuando yo volví a la ciudad.

Cali_zona-verde-Alcaldia_edtweb

Y eso que el crecimiento económico no estuvo muy por encima del promedio del siglo XX. Si bien la distribución del ingreso, aunque ha mejorado, sigue siendo mala, hoy solo uno de 20 caleños es pobre contra uno de cada cuatro en 2011. Y la monolítica y anquilosada estructura social que caracterizó por tantos años a la ciudad se ha venido desmoronando. Cada vez Cali es más caleidoscópica en todos sus espacios y todos sus estamentos.

La ciudad ha vuelto a adquirir un aspecto amable. El centro, cuyas décadas de abandono se cimentaron en un modelo equivocado de urbanismo que castigaba la renovación, la redensificación y el uso mixto, y privilegiaba la expansión suburbana (a la americana) y la estricta separación entre zonas residenciales y comerciales, es hoy una de las zonas más atractivas y valiosas de la ciudad con envidiable acceso a transporte y espacios públicos. Los jóvenes profesionales, que ya no son minoría sino mayoría, lo prefieren como sitio de vivienda, trabajo y diversión. Convive un centro histórico revitalizado con modernas construcciones en altura y abundantes parques, andenes y plazas. Y la renovación urbana en sus márgenes continúa.

Cali ha recuperado sus singulares activos naturales. Los siete ríos de la ciudad son hoy cuerpos vivos protegidos por rondas y bordeados por parques lineales y ciclo rutas. Los cerros han recuperado cobertura forestal y hoy constituyen un complejo de parques y reservas conectado por un sistema de cable aéreo que arranca en el Cerro de las Tres Cruces y termina en el Parque Nacional Natural Farallones. Los asentamientos de desarrollo incompleto, así como las construcciones ilegales de estrato alto, se han detenido y en muchos casos echado para atrás. De norte a sur, atravesando el cauce de los ríos, a la ciudad la cruzan dos enormes bulevares lineales por la carrilera y la Avenida Simón Bolívar con autopistas de bicicletas, los buses y tranvías del MIO, amplísimos espacios verdes, y equipamientos culturales y deportivos. Los turistas se maravillan cuando florecen sus miles de guayacanes de colores. El gran parque Metropolitano en la antigua pista de la Base Aérea, el parque lineal del Jarillón y el desarrollo cero-carbono y sostenible de la eco-ciudad Navarro son hoy nuevos emblemas de la ciudad y ejemplos de urbanismo social a nivel mundial.

El extraordinario patrimonio cultural de Cali es hoy un atractivo turístico poderosísimo, un gran generador de empleo, un motor de integración social y un proyector de imagen. El complejo de artes escénicas construido alrededor de la salsa, con varios escenarios, estudios de grabación, aulas para clases, museo, hotel y comercios atrae decenas de miles de visitantes. El Festival Petronio Álvarez es hoy un ícono de la cultura afro a nivel mundial y la Bienal de Danza de Cali se ha consolidado como destino obligado para las mejores compañías de baile del mundo. Y los caleños siguen siendo de las personas más felices del planeta, aunque ahora sus condiciones de vida objetivas se alinean más con su alegría y desparpajo natural.

*Ex director de Planeación
Asesor de Planeación estratégica de la alcaldía de Cali

***

También te recomendamos.. »

Te atreverías a montar tu cicla en cables suspendidos sobre el tráfico?
¿Es el fundador de Facebook, el mejor jefe del mundo? ¿Es el fundador de Facebook, el mejor jefe del mundo?
Estudiantes caleños a participar cursos VivelabEstudiantes caleños a participar cursos Vivelab
EurocineViaja a Europa a través de sus ‘road-movies’ con Eurocine 2013
Ocupa Wall StreetAparece trailer del Documental ‘99%-Occupy Wall Street” presentado en festival Sundance 2013
Google GlassGoogle Glass, las gafas del futuro están ‘casi’ listas para hacer estragos (+2 videos)
Amigos Síguenos Visitanos
Amigos Síguenos Conecta

Suscríbete!Suscribirte a nuestro boletín Semanal,
presiona aquí!

Licencia de Creative Commons (CreativeCommons 3.0) / Revista SerLíder. Comparte ideas!

Anuncios

5 pensamientos en “Esteban Piedrahita reflexiona sobre Cali en el año 2036

  1. Pingback: Estudiantes caleños a inscribirse ya en los Talleres de entrenamiento ‘ViveLabs’ | Ser Líder

  2. Pingback: Publicaciones destacadas de Revista Ser Líder « Ser Líder

  3. EL COMPROMISO DEBE SER DE TODOS, PARA CONTINUAR CON LOS CAMBIOS QUE DE HECHO SE NOTAN Y SE VIVEN.
    FELICITACIONES A TODAS LAS PERSONAS QUE HAN HECHO POSIBLE EL DESARROLLO DE LA CIUDAD.

  4. Esa mirada optimista debe ser motor para todos, hacia allá vamos !

  5. Me parece una expectativa de ciudad ideal para trabajar día a día y lograr llegar a tal objetivo. Me uno a esta causa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s